El proyecto OSOS tiene entre sus objetivos el promover la filosofía del Open Schooling: abrir las escuelas y hacer que evolucionen para transformarse en Open Schools, escuelas abiertas. Y de todo el trabajo que los diferentes socios del proyecto estamos realizando, destaca uno: la hoja de ruta de OSOS, el llamado OSOS Roadmap.

Este documento, cuya primera versión ya está disponible de forma pública bajo licencia CC, incluye una breve pero muy descriptiva introducción que os dejamos a continuación, y que esperamos pueda definir con concreción la filosofía del Open Schooling.

OSOS Roadmap

De la teoría a la práctica: la hoja de ruta del Open Schooling

La innovación no es un evento aislado; es todo un movimiento. Innovación es la palabra que usamos cuando una idea es tan bien recibida que se convierte en nueva norma. Cuando una sola persona intenta algo nuevo, esa persona puede ser considera un innovador, pero habitualmente esta práctica no se propaga por todo el sistema al completo. Sin embargo, si la gente se moviliza alrededor de esa idea, compartiendo sus éxitos y también sus fracasos, esto es lo que podríamos llamar innovación sistemática. El mejor modelo que tenemos para la innovación es una reacción en cadena.

Una de las reacciones en cadena más increíbles es la de la fisión nuclear. La fisión ocurre cuando una partícula subatómica interrumpe la estructura nuclear de un átomo inestable. Cuando los enlaces nucleares se han roto, la energía es liberada junto con más partículas subatómicas, que también pueden interrumpir otros núcleos y disparar este proceso una y otra vez. Uno de los combustibles más comunes es el Uranio-235 porque ya es radioactivo por su naturaleza, es decir, es altamente inestable y libera de forma natural partículas que pueden causar una reacción de fisión. Sin embargo, no lo hace. Para producir una liberación de energía que sea auto-sostenible pero también muy potente, las condiciones deben ser las idóneas.

La masa crítica es el término usado para definir la condición en la que una reacción en cadena es inminente. Si la masa crítica no se alcanza significa que incluso cuando una nueva partícula sea liberada, hay una elevada probabilidad de que no golpee otro núcleo, y por tanto la reacción no continuará. Piensa en una línea de dominó que se extienda muy, muy lejos. El concepto de masa crítica simplemente explica que, si no hay suficiente material en un determinado espacio, la reacción en cadena no se producirá.

Una de las grandes barreras para la innovación educativa no es la falta de buenos docentes, ni tampoco el acceso a las herramientas apropiadas; es la estructura aislada y la naturaleza dispersa de muchas escuelas y cargos directivos. Incluso aunque tengas los mejores profesores y profesoras con las ideas más originales, es muy poco probable que la reacción en cadena de la innovación se extienda por toda la organización educativa. Las fichas del dominó están demasiado separadas. Los colegios deberían plantearse cómo crear una masa crítica de innovadores, que es condición necesaria para que se dé una reacción en cadena de grandes ideas. Y resulta que los físicos nucleares tienen varios ases bajo la manga que son esenciales para crear esta condición. Estos trucos actúan como catalizadores del proceso:

  • Incrementar la masa– Cuantas más fichas de dominó tengas, más larga será la cadena que podrás crear. Debes estar atento al talento y conseguir más personas con el perfil adecuado para tu escuela. Cuanto más innovadores sean los integrantes de tu escuela, más posibilidades hay de que se influyan entre sí.
  • Incrementar la densidad– Incluso aunque tengas un montón de gente innovadora, no se puede garantizar una reacción en cadena si esa gente nunca se reúne. Cuanto más cerca estén entre ellos, más posibilidades hay de que compartan su conocimiento. Días de puertas abiertas, talleres y todo tipo de eventos en persona son grandes ejemplos de movimientos para incrementar la densidad. Te sorprenderás de la energía innovadora que se produce al reunir a las personas adecuadas en un espacio cerrado.
  • Incrementar la temperatura– La temperatura es en realidad una medida de cómo de rápido rebotan unas moléculas con otras. Propón tiempos específicos para que el equipo educativo explore y comparta. Cuantas más oportunidades tengan los docentes para interactuar con su entorno, más probable será que las ideas innovadoras comiencen a moverse. Abre nuevos canales de comunicación y compártelos con tu entorno, moviliza a expertos locales y promueve la comunicación de ideas. Ábrete a los entornos de aprendizaje informales y a la industria. E involucra en el proceso a participantes que estén más allá de las fronteras de tu colegio.
  • Incrementar la reflexividad– Hasta en una masa densa de material radioactivo hay partículas que se desvían, lejos de otros átomos. Si rodeamos el combustible nuclear con un escudo muy reflectante, las partículas que se pierden son capaces de redirigirse, incrementando las posibilidades de lograr una reacción. Las partículas reflexivas pueden ayudarnos a recopilar ideas que de cualquier otro modo se quedarían flotando en el aire, a la deriva. A través de la auto-reflexión y de un trabajo de reflexión realizado entre pares, los innovadores son capaces de influirse a sí mismos y de influir a los de su alrededor, redirigiendo su conocimiento de nuevo hacia el sistema para que pueda volver a ser investigado con mayor profundidad.

Nuestros colegios deberían ser incubadoras para la exploración y la invención. Deberían ser aceleradoras de la innovación. Deberían promover la cultura del Open Schooling. Los equipos directivos de los colegios deben establecer un punto de vista sobre el que crear experiencias de aprendizaje que sean capaces de proporcionar las herramientas adecuadas, y ofrecer la ayuda necesaria para que todo el alumnado puedan prosperar. Los docentes deberían ser colaboradores en el proceso de aprendizaje, buscando nuevos conocimientos y adquiriendo nuevas habilidades permanentemente, junto a los estudiantes. Se necesita un enfoque holístico de la innovación. Y nosotros tenemos que facilitar este proceso proporcionando los catalizadores necesarios.

Este es el objetivo principal del proyecto OSOS, el describir e implementar a gran escala un proceso que facilite la transformación de los colegios en ecosistemas innovadores, actuando como lugares compartidos para el aprendizaje de la ciencia en los que equipos de dirección, docentes, estudiantes y también la comunidad local compartan responsabilidad y autoridad, y en el que todos salgan beneficiados gracias al incremento del patrimonio científico de sus comunidades y al desarrollo de una ciudadanía responsable.


CC BY-NC-SATanto este extracto como el texto original en inglés tienen licencia CC BY-NC-SA, que permite a otros distribuir, remezclar, retocar, y crear a partir de tu obra de modo no comercial, siempre y cuando se de crédito y se licencien las nuevas creaciones bajo las mismas condiciones.

El texto original ha sido escrito por Sofoklis Sotiriou, Stefanos Cherouvis, Nikos Zygouritsas, Aliki Giannakopoulou, Gregory Milopoulos (Ellinogermaniki Agogi), Michaela Mauer, Alexandra Stockert, Franz Bogner (University of Bayreuth), Fred Verboon y Suzanne de Kroon (European School Heads Association), e ilustrado por Anna Mavroeidi.

ISBN del documento original: 978-960-473-893-9.

H2020 disclaimer

This project has received funding from the European Union’s Horizon 2020 Framework Programme under grant agreement No. 741572.
The content of this publication does not reflect the official opinion of the European Union. Responsibility for the information and views expressed in the document lies entirely with the authors.

Categorías: Open Schools

Pablo Espeso

Researcher @ LearningLab, Universidad de Deusto, Bilbao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *